Noticia
Miércoles, 11 de Marzo de 2015 00:00
Imprimir PDF

Los tiempos han cambiado. Hoy, un abogado no necesita estar permanentemente en un despacho. El nuevo concepto de despacho de abogados se aproxima más a algo virtual, a algo menos presencial. Sin duda Internet ha posibilitado este cambio. Por ejemplo, ahora nadie imagina buscar jurisprudencia o legislación en esos preciosos libros de Aranzadi, que han quedado como un elemento decorativo imprescindible en los despachos, las revistas jurídicas han pasado al formato on-line, las redes sociales nos permiten información exacta e inmediata de la actualidad jurídica, la digitalización de los expedientes cerrados que evitan destinar enormes espacios físicos para el archivo, discos duros en “la nube” o, incluso, los libros jurídicos en formato digital, que ya disponen algunos Colegios de Abogados y que ofrecen la posibilidad de acceder a su contenido en tiempo real, cuando se necesita buscar una solución a una duda concreta, y evitan la pérdida de tiempo en el desplazamiento.

 Los tiempos han cambiado, no hay duda… Sin embargo, a los abogados nos cuesta adaptarnos a estos nuevos tiempos y, a nuestros clientes más. Seguimos necesitando un lugar representativo para reunirnos con nuestros clientes, y nuestros clientes así nos lo exigen. Cuanto más importante sea la dirección del despacho, mejores abogados somos. Simplista, pero cierto.

Sin embargo, el “valor” de un abogado depende de otros muchos factores como la dedicación, la experiencia, unas eficaces herramientas de trabajo (base de datos, bibliografía, etc.)

 Esto nos lleva a identificar tres factores claves para el abogado: Imagen (secretaria, fotocopiadora, sala de juntas, dirección del despacho, etc.) herramientas de trabajo eficaces para realizar el estudio de los asuntos y, por supuesto, tiempo, el tiempo que dedica a los asuntos que se le encomiendan. Además, hay un cuarto factor a tener en cuenta, los costes. En efecto, cuanto mejor imagen y mejores herramientas de trabajo disponemos, más gastos tenemos. De los tres factores claves señalados, el único que no supone un coste económico para el abogado, que sí personal, es el tiempo.

 Una nueva herramienta del abogado  es VIRTUALEX ABOGADOS. Este nuevo concepto de despacho para abogados, consigue mejorar o, en su caso solucionar, tres de los cuatro elementos claves para el abogado:

-       Mejorar la imagen http://goo.gl/ZETlQO

-       Herramientas de trabajo eficaces http://goo.gl/AL67cH

-       Reducir los costes del ejercicio de la abogacía http://goo.gl/cAIjxq


Además, VIRTUALEX ofrece posibilidades de establecer colaboraciones entre los compañeros, foros de debate sobre asuntos de interés práctico y, por qué no decirlo, en cierta medida paliar la soledad de los letrados en el ejercicio de su actividad. 


 En definitiva, los tiempos han cambiado, y los abogados también ….


___________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Virtualex es el primer despacho de abogados colectivo que ofrece a sus asociados todos los instrumentos necesarios para ejercer la abogacía (salas de juntas, despachos individuales, servicio de secretariado -digitalización de documentos, recepción de llamadas y correspondencia-, foros especializados, noticias y actualidad jurídica, base de datos de legislación y jurisprudencia, posibles colaboraciones, etc.). Consulta nuestras tarifas en http://goo.gl/EB7KXG


Estás aquí:   InicioNoticias JurídicasAbogadosVIRTUALEX ABOGADOS. Una nueva idea de despacho para abogados (2)